Apologetica Catolica

¿Fe Verdadera o Superstición?

 
Texto de Carolina Engracia Carreón Martinez

Si rompes esta cadena tendras mala suerte...; pon a san Antonio de cabeza y seguro encontraras novio; reza siete martes seguidos a San Martin Caballero; coloca una veladora encendida y tres monedas en forma de un triangulo para conseguir la ayuda de la Divina Providencia. Estos , entre muchos otros, son consejos populares para conseguir la proteccion de Dios, pero ¿son la manera correcta para obtener su favor?, ¿Acaso Dios se ve presionado por nuestras oraciones y prácticas?

La oracion es la forma en la que el hombre se comunica con Aquel que lo ama, es un dialogo en el que se busca conocer la voluntad de Dios, y no de hacer que Dios haga vuestra voluntad. La oracion no es una lista de indicaciones para Dios sobre nuestras vidas, ni una varita magica que cumpla nuestros deseos. La oración es ... totalmente desinteresada, se dirige a Dios; ... le da la gloria no solo por lo que ha hecho sino porque EL ES(CATIC2649).

El Catecismo de la Iglesia Católica, en el numero 2565, explica que la oracion es la relacion viva de los hijos de Dios con su Padre infinitamente bueno, con su hijo Jesucristo y con el Espiritu Santo, por lo que la oracion va mas alla de querer conseguir un milagro en los momentos de necesidad.

La oracion de petición no es la unica que existe, pero ésta manifiesta la grandeza de Dios omnipotente, capaz de realizar cualquier cosa que le pidamos. pero esto no significa que tenga que someterse a nuestra voluntad, tampoco que condicionemos o compremos sus favores por haber rezado por un determinado tiempo una oracion milagrosa. un buen padre no cumplirá los caprichos de sus hijos, sino que les dará aquello que en verdad necesitan.

La Oracion lleva a un compormiso de vida con Dios y con el projimo. No se trata sólo de rezar ciertos dias, poner las imagenes de cierta forma, colocar monedas o veladoras, peregrinar a tal santuario, sino de que estos actos nos lleven a un verdadero encuentro con Dios.

En la práctica autenticamente crsitiana la seguridad y la obtencion de un favor no es lo ensencial: lo principal es el seguimiento de Cristo. Los ritos no descansan en cosas sino en actitudes, hay un compromiso con Dios, con los hermanos y con la sociedad: el rito expresa la actitud interior.

Sobre las practicas externas como podrian serlo las cadenas; ponerle monedas a la Divina Providencia, entre muchas otras, el Catecismo dirá: El sacrificio exterior, para ser autentico, debe ser expresion del sacrificio espiritual. mi sacrificio es un espiritu contrito... (Sal 51,19). Los profetas de la Antigua Alianza denunciaron con frecuencia los sacrificios hechos sin participacion interior (Am 5,21-25) o sin relacion con el Amor al projimo (Is 1,10-20). Jesus recuerda las palabras del profeta Oseas: Misericordia quiero, no sacrificios (Mt 9, 13; 12,7; Os 6,6). El único sacrificio perfecto es el que ofreció Cristo en la cruz en ofrenda total al amor del Padre y por nuestra salvacion (Hb 9,13-14). Uniendonos a su sacrificio, podemos hacer de nuestrqa vida un sacrificio para Dios  (CATIC 2100).

Con lo anterior no se esta diciendo que quienes realizan los ejerciicos ya mencionados esten fuera de la fe de la Iglesia o cometiendo un grave pecado, pues lo hacen con buena intencion, sin embargo, se debe de tener cuidado de no caer en la supersticion, que es la desviacion del sentimiento religioso, afectando el culto que se le da a Dios, poniendo la eficiacia en la materialidad de ka oracion y en las practicas rituales.

Todo acto religioso debe llevar a una relacion intima con Dios, lo exterior debe conectarnos con lo interior, la materia con el espiritu. Debe servir para nuestra fe. Ser devoto de un santo implica más que encenderle una veladora y rezarle una oracion. Hay que recordar, que los santos y María no deben de ser vistos solo como fuentes de poder, capaces de solucionar cualquier dificultad y cumplir cualquier milagro a cambio de una veladora, un ramo de flores o una manda, sino que deben ser tomados como modelos de vida. Es importante recordar que ellos, al igual que nosotros, tuvieron un sin fin de dificultades, problemas, dolores, debilidades, defectos y tambien alegrias, virtudes, aciertos, por lo que conocer sus vidas puede ser de mucho provecho espiritual.

La oracion es más alla del premio o castigo por lo que la mejor forma de obtener favor de Dios es hablarle con el corazon y abandonarse humildemente en sus manos. Además, vuestro padre celestial ya sabe que teneis necesidad de todo esto. buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura (Mt 6,32-33). Dios nunca se verá condicionado por prácticas rituales u oraciones milagrosas, sino que responde conforme Él quiere y deacuerdo a nuestras necesidades.

Como verdaderos cristianos abandonemos las practicas externas y vacias que nos orilla a la supersticion, veneremos a los santos como modelos de vida, capaces de interceder por nosotros ante Dios por hermandad y no por obligacion, abandonémonos humildemente en las manos protectoras de DIOS y hagamos nuestras las palabras de santa Teresita: Para mi, la Oracion es un impulso del corazon, una simple mirada dirigida al cielo, un grito de agradecimiento y de amor, tanto en medio del sufrimiento como en medio de la alegria. en una palabra es algo grande, algo sobre natural que me dilata el alma y me une con  JESÚS
© 2017 Apologetica Catolica