Apologetica Catolica
MARIA  EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS II.
 
AUTOR: GUIDO ROJAS. LICENCIADO EN CIENCIAS RELIGIOSAS.
 
El evangelio de San Lucas ha sido llamado como el “evangelio de María”, porque según el mismo autor ha investigado la vida de Jesucristo “todas las cosas desde su origen” (1,3), y la única persona que estuvo desde el principio de la vida terrenal del Santo de Dios fue su Madre.
 
Las cinco veces en que Nuestra Señora habla en los evangelios, son:
 
“María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? Pues no conozco varón” (Lucas 1,34).
 
 “María dijo: He aquí la esclava del Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra” (Lucas 1,38).´
 
“María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Porque ha mirado la bajeza de su sierva; pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.
Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; santo es su nombre.
Y su misericordia es de generación en generación a los que le temen.
Hizo proezas con su brazo; esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones.
Quitó de los tronos a los poderosos, y exaltó a los humildes.
A los hambrientos colmó de bienes, y a los ricos envió vacíos.
Socorrió a Israel su siervo, acordándose de la misericordia.
De la cual habló a nuestros padres, para con Abraham y su descendencia para siempre.” (Lucas 1,46-55).
 
“Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia” (Lucas 2,48).
 
“Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino…Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere” (Juan 2,3.5)
 
En la oración del Magnificat se evidencia en María su amplio conocimiento en la Biblia, pues se calcula que hizo más de veinte referencia del Antiguo Testamento. 
 
Los siete dolores, llamados también siete eventos de su vida o las siete espadas que le atraviesan su inmaculado corazón, son:
 
a.   La profecía de Simeón en el Templo de Dios (Lucas 2,34-35).
 
b.   La huida de la Sagrada Familia a Egipto (Mateo 2,13).
 
c.   La pérdida del joven Jesús durante tres días en el Santuario de Jerusalén (Lucas 2,48).
 
d.   El camino de Cristo al Calvario (Juan 19,17).
 
e.   La crucifixión de su amado Hijo (Juan 19,18).
 
f.    La bajada de la cruz (Lucas 23, 50-53).
 
g.   La sepultura del Señor (Mateo 27,59-60). 
© 2017 Apologetica Catolica